El futuro del Poder Judicial de la Federación.

El futuro del Poder Judicial de la Federación.

#SCJN habrán de elegir a su Presidente entre cinco candidatos y una candidata que la semana pasada dieron a conocer su proyecto y líneas generales para el Poder Judicial de la Federación en los siguientes cuatro años. B) El Presidente de la SCJN lo es también del Consejo de la Judicatura Federal, institución que con la llegada de un nuevo presidente habrá renovado a seis de siete consejeros de febrero de 2014 a la fecha. C) El lunes 8 de diciembre, la SCJN cerró sus sesiones ordinarias de este año con diez de sus once integrantes debido al lamentable fallecimiento del ministro Sergio Valls Hernández, por lo que la decisión de quien deberá ser el Presidente de la SCJN los siguientes cuatro años recaerá en ocho ministros y dos ministras que actualmente componen el Pleno de la SCJN. Sobre el primer punto resulta muy llamativa la participación de seis candidatos a la Presidencia de la SCJN. Una de las lecturas posibles y menos optimistas es que la participación de seis candidatos habla de una SCJN poco cohesionada entre sus miembros y que hacia el interior existen diversas visiones de hacia dónde debe ir. Este punto adquiere relevancia al revisar los proyectos de trabajo hacia futuro de la SCJN que cada uno de los aspirantes ha hecho públicos. En términos generales hay pequeñas diferencias respecto a las líneas de trabajo, y salvo dos o tres propuestas significativas, plantean los mismos ejes de acción. Bajo esa lógica también se puede suponer que la diferencia no está tanto en lo que se debe hacer hacia el interior del Poder Judicial de la Federación sino en la persona encargada para hacerlo y cómo se deben lograr esos objetivos. En este caso, la persona y el método podrían ser el origen y el fondo del conflicto o por lo menos de las diferencias al interior de la SCJN respecto a la sucesión. Esto se relaciona con el tercer punto. Actualmente la SCJN se compone por diez de sus once miembros. Si -como podría esperarse en un proceso como estos- cada uno de los aspirantes dialogó con otros ministros sobre sus aspiraciones buscando consensos o apoyo –cosa que además sería legítima en un proceso político como éste- resultaría que varios de los candidatos compiten a sabiendas que no tienen apoyo. Si en el mejor de los casos cada uno de los aspirantes cuenta con el voto de por lo menos un ministro que no es candidato, por lo menos dos aspirantes no tendrían otro voto más que el de ellos mismos. Si al 2 de enero nadie declina su candidatura tendremos varias rondas de votaciones para reducir en cada una de ellas el número de candidatos hasta que alguien alcance la mayoría de seis votos. Sin embargo, con un Pleno integrado por diez ministros la posibilidad de un empate se hace latente. Quizá estos dos puntos pueden ser ilustrativos de lo que desde afuera podría leerse como un tribunal compuesto por jueces con poco diálogo y acuerdo entre ellos a pesar de ser un órgano colegiado. En este sentido resulta insuficiente hablar de “alas” de la SCJN (liberales y conservadores) para hacer una prospectiva sobre como habrán de votar los ministros y ministras. Al parecer las diferencias entre ellos son más complejas y esa clasificación no las refleja. Por último vale la pena señalar un par de cosas respecto del segundo punto mencionado en el primer párrafo. El Presidente de la SCJN que también lo es del Consejo de la Judicatura Federal es el sexto integrante del #CJF que cambia en menos de un año. Esto quiere decir que el Consejo está en un momento de transformación profunda que puede definir el futuro del Poder Judicial en México. No es solo la SCJN como órgano, es todo el Poder Judicial como poder público del Estado el que se discute con la elección del Presidente de la Suprema Corte (lo que significa un presupuesto conjunto de alrededor de 50 mil millones de pesos). Un Poder Judicial con muchos pendientes y que –fuera de la Corte- se muestra poco receptivo ante las transformaciones que las reformas recientes requieren. Por ello se vuelve importante debatir y deliberar sobre las líneas generales y ejes para el futuro del Poder Judicial en México que se proponen en este proceso de elección.]]>

No Comments

Leave a Reply

Comentarios recientes
    Archivos
    Categorías